Descubrimiento de la Semana: Galletas Sin Azúcar Hacendado

El post de hoy gira en torno al descubrimiento de un dulce producto en uno de los supermercados que suelo frecuentar.

Como os había comentado, evito todos los alimentos que contengan azúcar, por lo que hace ya tiempo que las ricas galletitas que solía comer, véanse “Príncipe” o “Campurrianas”, forman parte de mi pasado. Así, suelo tomar pan de espelta con semillas, untado con crema de algarroba y avellanas, como “capricho” habitual, sea al desayuno, merienda o en la hora de la cena.

Pero el pasado miércoles, el descubrimiento de las galletas sin azúcares añadidos “Natur Active” abrió un nuevo mundo ante mí 😛 Dos paquetitos de felicidad para mi cuerpo, que he de dosificar con cabeza, puesto que entre los ingredientes que contienen se encuentra la harina de trigo, la cual mi fisio no me recomienda tomar (mejor la de espelta, arroz integral, avena… por ser menos fuertes para el estómago). Tienen un ligero toque a manzana y con un vasito de leche de avena caliente saben a gloria… Digamos que fueron los 1,78€ mejor invertidos de la semana 😀

Imagen

 

De todos modos, cuando termine la caja, quizás me arriesgue a probar otras galletas diferentes. En Mercadona pude ver que había algunas del estilo:

– Galleta Maria Sin Sal Ni Azucar, Hacendado, Caja 480 G (1,69€).

– Galleta Maria Integral Soja, Hacendado, Paquete 4 (1,69€). (Aunque ésta creo que contenía azúcar entre sus ingredientes, tendría que verlo de nuevo).

Y es que cada vez hay más productos de este estilo en las estanterías de los supermercados. Ayer, sin ir más lejos, en otro de los lugares donde suelo hacer la compra, me encontraba con las galletitas “Marbú Dorada” de toda la vida, en versión 0% azúcar. No recuerdo su precio, pero el formato era muy similar al de las “Natur Active”, 2 paquetitos (aunque menos gr. netos, ya que las Marbú creo que traen 400 nada más, frente a los 580gr. de las de Hacendado).

Y vosotros, ¿habéis probado algunas de éstas delicias? 😛

PD: Se avecinan cambios en el blog y…hasta aquí puedo leer 🙂

 

Anuncios

Cacao, ¿semi o desgrasado?

Desde que comencé la dieta, como os decía en un post anterior, por las mañanas casi siempre tomo leche de avena con cacao puro.

Hasta la pasada semana, tomaba un cacao de la marca Valor. Ahora estoy utilizando otro diferente, de la marca Biográs, puesto que en la herboristería a la que voy habitualmente no tenían del primero.

¿Los habéis probado? ¿Habéis notado diferencias entre ellos?

Personalmente, me quedo con el de Chocolates Valor. Se que es menos dulce, pero me gusta más. Ambos tardan en diluirse en la leche, a pesar de que ésta esté muy caliente, pero se necesita más cantidad del de Biográs para dar sabor a la leche, quizá por el hecho de que el cacao de Chocolates Valor es desgrasado y el de Biográs solo semi (espero no estar diciendo una tontería, disculpad mi “ignorancia”). Por último, el precio es inferior, para la misma cantidad (250gr.), en el bote del cacao de Chocolates Valor (3,90€ en Mercadona, por ejemplo, mientras que el de Biográs vale 5€, al menos en mi herboristería).

¿Qué opináis?

“Desayuno con Diamantes”

El hecho de que tengas ciertas restricciones en tu dieta complica un poquito el bonito acto de socializar 😛

De repente, tus hábitos cambian y sientes que has de dar explicaciones a todo el mundo del motivo que te ha llevado a ello, como justificándote o buscando, quizá, una aprobación.

Lo cierto es que tu cuerpo es tuyo, eres tú el máximo responsable de sus cuidados y, si tú sabes qué te funciona, qué te va bien, ¿qué más da que socialmente te vean diferente o “raro”?

Pero lo dicho, siempre es difícil equilibrar la situación.

Uno de los momentos más complicados para mí, fue cambiar los productos de desayuno. Acostumbrada a no tomar nada a primera hora en casa (a lo sumo, 3 nueces) y, a media mañana, en el rato del café, bajar a la cafetería con los compañeros de trabajo y tomarme un colacao con tostadas y mermelada, o un zumo de naranja con tostadas de tomate…Se hizo duro el hecho de tener que prescindir del pan o la leche.

La herboristería se convirtió en mi tienda favorita (casi más que las de ropa 😛 ) y en ella descubrí todo un mundo de posibilidades, por lo que, a día de hoy, siento que el desayuno sigue siendo un buen momento del día.

Así, un día normal desayuno:

– Taza de leche de avena (la fisio me recomendó ésa antes que la de soja). Fijaos bien en los ingredientes, puesto que la gran mayoría contienen azúcares añadidos. Yo compro una que hay en Mercadona de la marca

Cacao desgrasado puro en polvo, de Chocolates Valor. Le echo una cucharadita pequeña a la leche, porque el sabor es más amargo que un ColaCao de toda la vida 😛

Arroz hinchado de la marca “El Granero” (recuerda a los típicos ChocoCrispis jeje).

Galletitas de chocolate de la marca “Celisor” (fue mi graaaaan descubrimiento!! Primero probé unas de la misma marca, que son de quinoa, y la verdad es que están ricas, pero, en comparación…las de chocolate son superiores!!! Aunque la fisio me ha dicho que no debo abusar tampoco, puesto que contiene almidón de tapioca).

– Pan de molde de centeno, hecho con harina de espelta y masa madre de espelta, y semillas de linaza (mmmmmmm…increíble! Es de la Biopanadería Mendigorría y está de lujo!!), o pan ácimo, sobre los que unto una crema de cacao que me quita el sentido 😛 (no puedo abusar tampoco porque está endulzada con fructosa -5%).

Si desayuno pronto, a media mañana me tomo una infusión (que suele ser Menta Poleo) o una fruta (manzana o pera).

En resumen, mi “Breakfast at Tiffany’s” no lo cambio por nada 😛