Pizza de Espelta y Quinoa con Serrano, Queso Boffard y Champiñones

 

La pizza de hoy tiene de especial que está hecha sobre una base comprada, no hecha por mí.

En una de mis últimas visitas a la herboristería descubrí unas bases de harina de espelta y quinoa que quitan el sentido 😛

DSC_0673

El paquete trae 2 bases y me costó 6,54€ (marca ‘Primeal‘), pero una amiga me ha comentado que ha visto paquetes de 3 bases por 3,90€, de la marca ‘La Finestra sul cielo”. Si me hago con ellas, os comento 🙂

Et voilà la pizza! RICA RICA!

Pizza de Espelta y QuinoaEn esta ocasión los ingredientes que utilizados son:

– Tomate 0% azúcares añadidos.

– Tomate natural en daditos.

– Queso boffard rallado.

– Champiñones.

– Jamón Serrano.

– Orégano.

¡Estaba de vicio!

 

Pizza “Sin”

Al principio, uno de los platos que más me apenaba no poder comer era la pizza. Al llevar su masa harina de trigo y levadura, lo convertía en un manjar totalmente prohibido.

Adios al ir a pizzerías, me decía.

Hasta que un día, mi pareja me sugirió que por qué no probábamos a cocinar pizza casera en el horno de piedra, utilizando ingredientes permitidos. ¡Vaya descubrimiento! Ni os imagináis lo feliz que fui…

Desde entonces, he probado a hacer la masa con diferentes harinas: espelta, espelta integral y avena. Puedo afirmar que la vez que más me gustó el resultado final, fue cuando utilicé la harina de avena, quizá porque la consistencia al mezclarse con el agua y la sal es mejor (nunca echo más ingredientes).

Como ingredientes, suelo echarle siempre los mismos. Primero unto la base con tomate 0% azúcares añadidos, de Solís (se que sería mejor hacer yo misma tomate natural triturado…). Luego por encima le echo el resto de cosillas: tomate troceado o en rodajas, atún natural, espárragos, pimientos, queso de cabra (los 2 primeros meses no lo comía pero ahora poco a poco lo estoy introduciendo en mi dieta), jamón serrano y huevo ecológico cocido.

¡Me encanta!

Imagen